Avís legal | Ubicació
Revista Petits

¿Cuándo llevar mi hijo al dentista?

Odontologia
Autor: Centro Sanitario Virgen de la Merced

Desde el primer día del nacimiento de nuestro hijo, nos surgen infinidad de preguntas como: ¿cuando le saldrán los dientes?, ¿tendrá dolor?, ¿cuando se le caerán?...

Los primeros dientes suelen erupcionar a los seis meses de edad, son los centrales inferiores, acto seguido empezarán a crecer los centrales superiores y al final los incisivos laterales. Alrededor de los 18 meses veremos crecer a los caninos de arriba y de abajo, a los dos años nacen las primeras muelas, finalmente sobre los dos años y medio saldrán los segundos molares. No será hasta los seis años de edad cuando empiece el recambio dental de dientes definitivos por dientes de leche.

Durante todo este proceso de erupción dentaria existe un dolor leve, acompañado de un babeo más abundante de lo habitual, dedos y puños a la boca para morder y presionar las encía, irritabilidad  inusual,… o incluso disminución del apetito o fiebre por la inflamación.

En estos casos podemos ayudar al niño con mordedores refrigerados o acariciar al bebé para relajarlo. No recomendamos  usar de forma habitual analgésicos ni geles.

A partir de los dos años ya es recomendable acudir con nuestro hijo al odontólogo. Aquí nos informarán, sobre el estado óseo y dental, si presenta caries, si debemos modificar hábitos  como chupete o la succión del dedo de algunos pequeños, si la relación ósea del maxilar superior e inferior es adecuada.

Es frecuente que los niños durante la dentición temporal presenten una mordida alterada o cruzada, así como hábitos de succión, interposición l i n g u a l …

Para todo ello y para controlar el crecimiento óseo-dental de los niños es necesario realizar una interconsulta con el odontólogo especialista en oclusión, el ortodoncista, el cual nos orientará sobre la posible necesidad de colocar algún tipo deaparatología removible, fija o controles periódicos.

Lo habitual es acudir a revisión bucal una vez al año, excepto en los casos donde los niños pre sentan alguna alteración,  donde el dentista debe indicar  la próxima visita. Visitar al dentista de forma regular con nuestro hijo favorecerá la higiene bucodental y la familiarización con la clínica.

Es importante que los niños empiecen a cepillarse los dientes desde que erupciona el primer diente, siempre  con un cepillo blando, de cabezal pequeño y sin dentífrico. La incorporación de pasta dental sin flúor o con ella, deberá ser indicada por el odontólogo.

Es importante mantener los dientes de leche porque prepara los alimentos para su digestión, sirven de guía de erupción para los dientes definitivos, estimulan el crecimiento de los maxilares y ayudan a la fonación porque intervienen en la creación de ciertos sonidos.