Avís legal | Ubicació
Revista Petits

Dolencias frecuentes en el pie del niño

Podologia
Autor: David Ezquerro Jara nºcol.1077

Normalmente los niño/as menores de 12 años suelen tener dolencias a nivel de piernas y pies debido a los factores de crecimiento. Por lo general suelen aparecer a media tarde y durante la noche y se caracterizan por un dolor difuso en las pantorrilas , muslos y pies que a veces llega a incluso desvelar al niño en las horas de sueño, pero eso ocurre en los casos más agudos.
Ocurre debido al crecimiento repentino óseo lo que provoca que la musculatura y ligamentos tengan que adaptarse a dicho estiramiento provocando dolor e inflamación.
Algunos padres suelen acudir a la consulta refiriendo que su hijo/a presenta un dolor a nivel del talón cuando sale del colegio o durante la práctica deportiva, que le hace incluso cojear. Es uno de los factores más comunes de dolor en los niño/as entre los 7 y 12 años. Suelen ser niños que realizan bastante actividad deportiva, y que presentan pies cavos  o valgos. 
Se trata de una inflamación de la parte posterior del  hueso del talón (calcáneo) debido a los factores de crecimiento, referido como “apofisitis posterior del calcáneo” y más conocido como “Talalgia de Sever”.
La causa de dicho dolor es debida a que el hueso talón está en su última fase de transformación cartílago a hueso, y justamente en su parte posterior existe una interlínea que separa el hueso del cartílago. El proceso suele durar entre 2 y tres años, y si existe actividad deportiva en donde hayan saltos y carreras donde el golpeo del talón es mayor aparece una hiperemia (aumento de TºC) en dicha zona.
Lo más aconsejable en estos casos es, cesar la actividad deportiva temporalmente, aplicar pomadas antiinflamatorias, y en momentos de mayor dolor e inflamación aplicar frío. Si la lesión persiste en el tiempo será recomendable realizar un estudio de la marcha para colocación de plantillas que amortigüen bien el talón junto con un calzado amortiguado y estiramientos de la musculatura posterior. 
El mismo proceso ocurre en la rodilla, en la tuberosidad anterior, conocido como Sgood-Slater, en la que aparece un bulto visual óseo por debajo de la rótula con gran dolor a la presión; y el tratamiento es similar sobretodo basado en el reposo temporal y estiramientos.
Por último concluir con otra dolencia muy habitual en los niños, sobretodo los deportistas, que es la fascitis plantar. Se manifiesta con un dolor agudo en el recorrido de toda la planta provocado por una inflamación de las musculatura plantar o fascia. Suele ser debido a un mal apoyo del pie, normalmente por pies valgos, o por pies cavos. El tratamiento se basa en la aplicación de plantillas y calzado que sujete bien el pie, y es recomendable masajear la planta con cremas antiinflamatorias y estirar bien la musculatura posterior.
Es importante saber que normalmente los niño/as no suelen tener dolor que les imposibilite o les haga cojear, debido a que están en continúa actividad, y si es así  hay que acudir rápidamente a su pediatra o podólogo, para realizar una exploración y estudiar el problema, y poder solucionarlo lo antes posible.