Avís legal | Ubicació
Revista Petits

Homeopatía, conoce como te puede ayudar

Salud
Autor: Dra. Marta Perpiñà Singla - Perpiñà Serveis Mèdics

¿QUÉ ES LA HOMEOPATÍA?

La Homeopatía es una ciencia, parte de la Medicina, que basa sus principios en curar de forma natural, es decir, sin suprimir los síntomas, estimulando el cuerpo para la autocuración, mediante medicamentos llamados “similares”, obtenidos de sustancias de origen mineral, animal o de plantas . De ello se deriva la habitual confusión con la Naturopatía y la Fitoterapia, que usa elementos parecidos pero con forma de actuación distinta.

La Homeopatía diluye sus componentes de forma que no hay sustancia química presente en un producto, por lo que no puede producir los efectos secundarios de la Medicina tradicional. Por otro lado, sí que contiene la información (en forma de Física Cuántica) de esa sustancia, con lo que tendrá una actuación tenue pero constante hasta lograr la curación.

Los efectos secundarios de la Homeopatía, detectados a tiempo por un médico profesional en el tema, no producen efectos duraderos ni irreversibles, ya que se trataría de síntomas suaves que suelen revertirse con el ajuste de dosis o cambio de medicación más precisa.

¿PARA QUÉ SE USA?

La Homeopatía tiene múltiples usos: desde síntomas mentales (como las depresiones), hasta síntomas físicos (como alergias, resfriados, dolores musculares, de estómago) y control de enfermedades recurrentes (en casos de enfermedades de repetición, como neumonías, asma, bronquitis, otitis, amigdalitis, cistitis... que se repiten de forma constante en el tiempo en un mismo paciente).

Cuando se toma Homeopatía no significa que no se enferme nunca más, pero sí que las enfermedades se producen en menor recurrencia y suelen ser menos graves.

¿POR QUÉ ESTÁ BIEN VALORADA?

En la sociedad en que vivimos, que estamos rodeados de tóxicos (alimenticios, radiaciones, pesticidas...), el exceso de sustancias químicas provoca ciertas reacciones exageradas de nuestro cuerpo.

Es por eso que la Homeopatía, al no tener esa parte química, es bien apreciada, sobre todo por los padres que no quieren sobrecargar de sustancias químicas a sus hijos.

A pesar de tener un mecanismo de acción complicado (al que no estamos acostumbrados por prevalecer entre nosotros los medicamentos de acción química), hay quien considera que actúa como agente placebo; sin embargo no es así ya que se ha comprobado que también tiene efecto beneficioso en animales y en plantas.

¿CÓMO FUNCIONA?

Tal y como hemos comentado antes, se utilizan medicamentos que provienen de minerales, plantas o animales. Diluidos muchísimas veces hasta que la molécula ya no está activa, pero sí que está su “huella” en el agua disuelta (es donde entra en juego la Física Cuántica), ya que esta huella es la que actuará.

Si damos un medicamento que provoca los mismos síntomas “enfermos” sólo en información,el cuerpo reaccionará contra ello y, de paso, contra la enfermedad, provocando que sea el propio cuerpo el que “luche” contra esos síntomas. Aunque a veces, no se tienen todos los recursos y es necesario dar complementación (vitaminas, oligoelementos o probióticos) para conseguir una curación más rápida y más efectiva.

Y para saber qué medicamento es el adecuado (existen más de 2.000 medicamentos en total y varios medicamentos que pueden curar cada enfermedad) es necesario hacer un estudio muy completo de cada paciente, tanto de los síntomas físicos y sus particularidades, como los síntomas emocionales.

Se tiene la creencia que la Homeopatía es una “medicina  lenta”. Pero no siempre es así, sino que depende de cada enfermedad: si son enfermedades agudas de aparición rápida (amigdalitis, traumatismos, etc), la curación debe ser rápida, si son enfermedades que ya llevan tiempo enfermando al paciente (depresiones, fibromialgia...) la curación es más lenta. No podemos pretender que algo que lleva años manifestándose, se cure en dos días.

¿ES MÁS EFECTIVA EN NIÑOS?

La Homeopatía es igualmente efectiva en niños que en adultos. Sin embargo, la capacidad de reacción de los niños parece ser más rápida (están en constante cambio y crecimiento) y los adultos suelen tener enfermedades más crónicas (que como hemos dicho antes, dependiendo del tiempo de evolución de la enfermedad, la curación será más o menos rápida). Además, a este hecho, se añade que la mayoría de los adultos están siendo tratados con otras medicaciones alopáticas (tradicionales) que en algunos casos pueden dificultar la percepción de mejoría de su enfermedad.

¿OTRAS FORMAS DE TRATAMIENTO?

En ese sentido trabaja la Medicina Bioenergética con Biorresonancia con Biofeedback: es la aplicación médica de la Física Cuántica pero de forma individualizada, en la que se hace un test de lo más afectado o reactivo del paciente y se intenta modificar mediante “ondas”, emitiendo la información correcta para corregir la enfermedad de ese órgano o alteración psicológica. Es un método de reducción de factores estresantes (virus, bacterias, tóxicos, traumas psíquicos) muy efectivo, que por extensión produce la curación o mejoría de enfermedades como la ansiedad, anorexia y bulimia, lateralidad cruzada así como fibromialgia, intolerancias alimentarias, alergias... y ya de forma más lenta (dependiendo del estadío de la enfermedad), en enfermedades de Parkinson, demencias... con lo que estamos viendo resultados muy favorables y alentadoresque no conseguíamos con la Medicina tradicional.

 

En Perpiñá Serveis Mèdics hemos ido evolucionando en pos de las necesidades de los pacientes. Es una empresa familiar al servicio de la medicina con una larga trayectoria profesional, que empezó tratando problemas relacionados con la Medicina General y la Reumatología (artritis, artrosis, lumbalgias...) y más adelante fuimos añadiendo aspectos relacionados con la Dietética, Nutrición y Micronutrición (al controlar el peso también se mejoran los dolores reumáticos), y ya entrados en el mundo de la Medicina Estética, empezamos a tratar varices, problemas circulatorios (mediante escleroterapia y tratamientos de estimulación linfática y circulatoria), acné, léntigos, arrugas (mediante peelings, láser...).

Y finalmente, en un intento de ver a los pacientes como un todo completo (y no como partes enfermas), hemos ampliado conocimientos con la Homepatía y la Biorresonancia para tratar el origen de las enfermedades, y no sólo los síntomas.