Avís legal | Ubicació
Revista Petits

Cólicos infantiles

Salut
Autor: Niu de Salut

Cuando tenemos un bebé, nos damos cuenta de que es una de las mejores cosas que nos ha pasado en la vida.

Es una experiencia totalmente nueva y tenemos que adaptarnos al nuevo miembro de la familia.  Nos puede pasar que el niño se pone a llorar y no sabemos qué le pasa, puede llorar porque tiene hambre, porque tiene el pañal sucio o porque tiene algún dolor.
Durante los tres primeros meses los niños tienen tendencia a sufrir cólicos, no todos claro está, pero un gran porcentaje de ellos sí, con lo cual casi cada día tendrán molestias, empezarán a llorar y posiblemente empiecen a apretar los puños y mover las piernas. Los cólicos pueden ser por gases, aunque no está demostrado y suelen aparecer casi siempre por la tarde, los bebes empiezan a llorar desconsoladamente sin poder calmarlos con nada, eso hace que nos pongamos nosotros más nerviosos y que les trasmitamos a ellos esos nervios, es un pez que se muerde la cola, no para de llorar y nosotros estamos atacados!!
Ahora, aquí, lo vamos a tratar como si fuesen cólicos por gases, pequeños espasmos de su aparato digestivo que todavía no está terminado de formar y que les producen gases y también porque a veces maman o cogen el biberón con tanta ansia que lo que hacen es que se tragan todo el aire provocándose  gases y molestias.

Si le estas dando el pecho procura que coja la aureola bien y que le quede la nariz despejada, es muy importante ya que mientras esta succionando podrá respirar por la nariz. Si le queda tapada irá abriendo más la boca y tragará aire. Después de comer cógelo y trata que eructe, así se encontrará mejor y ya habrá sacado una parte de ellos.

Si le das leche en el biberón intenta ponerte en una posición en la cual el bebé esté lo más estirado posible para que así su tubo digestivo esté lo más recto posible y llegue bien el alimento al  estómago, también puedes mirar un modelo que tenga la tetina especial para que no hagan gases, hay muchas marcas en el mercado.

Cuando ya empieza con el cólico, no le obliguemos a comer porque se va a poner más nervioso y es peor. Le podemos dar el chupete para tranquilizarlo, cogerlo y darle mimitos  pero sobre todo  nosotros hemos de estar tranquilos.

Si le estamos dando el pecho, podemos tomarnos  nosotras un preparado de plantas llamado digesplant que  lleva manzanilla, hinojo, malva y hierbaluisa. Esto, al igual que la comida, lo que va a hacer es que va ir por el conducto de la leche y el bebe se lo tomará,  con lo cual hará que no tenga tanta tendencia a los cólicos. También le podemos dar una cucharadita de moca de este preparado entre tomas, para que así le sienten mejor. Los preparados de estás infusiones lo único que van a hacer es beneficiar al bebe con lo cual se las podemos dar con total confianza.

Manzanilla Dulce: Sedante y espasmódica, contra los espasmos digestivos a consecuencia del nerviosismo. También calma los dolores.

Hinojo: El hinojo se usa desde la antigüedad, los egipcios ya lo usaban para las digestiones pesadas. Nosotros lo usaremos como carminativo facilitando la expulsión de los gases intestinales. En las mujeres lactantes también hace que les aumente la cantidad de la leche.

Malva: Suaviza y desinflama.

Hierbaluisa: Tiene propiedades sedantes y relajantes, a la vez que es digestiva y carminativa (favorece la expulsión de gases) además, tiene un sabor muy agradable.

(Fuente: Enciclopedia de las plantas medicinales tomos 1 y 2)

También podemos hacerles un poquito de masaje en la barriguita siempre en el sentido de las agujas del reloj.
Para ello utilizaremos un aceite llamado: aceite para la tripita del bebe,  recomendado por  la  Asociación  de Pediatría Española. Está formulado a base de aceite de almendras, cardamomo y manzanilla dulce.