Avís legal | Ubicació
Revista Petits

Alergias Infantiles: ¿Epidemia del Siglo XXI?

Salut
Autor: Enric Martí Guadaño

Dicen los expertos del Instituto sueco Karolinska, los que conceden los Premios Nóbel, que en el año 2015, en los países industrializados, 1 de cada 2 de nosotros podría padecer una alergia. De todos tipos: respiratoria, alimentaria, medicamentosa, etc.

 

Y todo ello cobra una especial relevancia cuando hablamos de nuestra población infantil, pues es conocido que es en este periodo de tiempo de nuestras vidas donde se inician la mayoría de alergias, y específicamente en el mundo médico se reconoce el asma infantil, generalmente de causa alérgica, como la enfermedad crónica más frecuente en Pediatría.

 

De una manera sencilla, deberíamos entender que una alergia es un trastorno de las defensas, que al contactar, respirar o ingerir sustancias naturales como un polen de una planta, los ácaros ambientales, un perrito o una fruta, reaccionan enfrentándose a ellas y como consecuencia afectan en los puntos más débiles como son los bronquios, la piel, los ojos, etc.,  desarrollando síntomas como el asma o bronquitis asmáticas, rinitis, dermatitis o hinchazones de diferente intensidad o gravedad según el caso.

 

Los desencadenantes más comunes en la infancia de enfermedades alérgicas son los ácaros del polvo doméstico, el polen de árboles y plantas, los mohos de la humedad, los animales domésticos, así como la leche de vaca, los huevos y las frutas, en especial el melocotón.

Sin existir ningún tipo de mensaje alarmista, si que hay varios puntos que los padres de los niños posiblemente alérgicos deberían conocer

 

  • Cuanto antes se realicen las pruebas de alergia, mejor manejo de la enfermedad y mejor pronóstico tendrá el niño
  • Las pruebas alérgicas en piel son sencillas y NO son dolorosas. En  nuestros ficheros tenemos fotos de bebés realizando pruebas…..sonriendo!!
  • Se disponen hoy en día de análisis de sangre, que bien dirigidos, ayudan a orientar los casos
  • No hay límite de edad para hacer un estudio alergológico, sea respiratorio o alimentario. Como ejemplo: los lactantes muy pequeños que diagnosticamos en el caso de sospecha de alergia a las proteínas de la leche de vaca
  • Disponemos de excelentes tratamientos farmacológicos para el control de los síntomas, pero la mejor terapia es conocer la causa de la enfermedad, y a ser posible, eliminar o evitar su contacto al máximo, como es el caso de los animales domésticos
  • En un mismo niño, pueden darse diferentes formas de alergia y por diferentes causas

 

Todo ello controlable y superable bajo la coordinación del único especialista titulado que puede atender ese desorden inmunológico que puede afectar a diferentes órganos o sistemas de nuestros niños, el Alergólogo Pediatra, por su doble formación en Pediatría y en Alergia.

 

 

Dr. Enrique Martí Guadaño

Jefe de Servicio Alergia Hospital Universitario Sagrat Cor de Barcelona